TEAtreves

Tu sueño, tu triunfo!

All posts by Juan Carlos

Melide – Santiago: Final Stage

Pon una charca de más de 20 cm de agua y ya la tienes liada. Además si le añades un malentendido te puedes liar la tarde y en un abrir y cerrar de ojos te ves a las diez de la noche bañándote en el río con el Bull.

Hacer el camino es pasar por Melide, ir a Melide tiene asegurado el baño y tanto que hablan del Pulpo, ayer lo probamos y los cuatro afirmamos que está mejor que en Ponferrada.

Centrándonos en la etapa de hoy, es la primera vez que acabamos el camino con una etapa de 57 km escasos pero llega bien. 

La ventaja es la tranquilidad que te da el saber que no has de sufrir por llegar e ir al aeropuerto y la posibilidad de salir con la calma. En nuestro caso hoy salíamos a las 10.45 h con sol y de corto.

A los 5 km hemos llegado al sitio de peregrinación de Melide conde a falta de japonesa este año, Jose se ha dado su primer baño

Los km han ido cayendo rápido hasta llegar a Ribadiso donde hace 3 años hizo lo mismo, esta vez con limpieza de la Scott incluida.

Hemos reemprendido la marcha con pausa de refrigerio a 25 km.

Ya sin descanso hasta el Monte de Gozo donde este año hemos apreciado que la escultura ha desaparecido dejando una loma más digna como su nombre indica y que permite ver las torres de la catedral al fondo. 

Charla con bicigrinos en el sitio y para abajo donde inmortalizamos el momento.

A partir de ahí nos hemos apresurado a ir a la consigna de ls maletas, ducha y a empaquetar bicicleta en Correos. 

Con todos los deberes hechos a las 16:30 increíblemente hemos encontrado en una ciudad vacía de gente un restaurante donde nos hemos puesto como merecíamos para rematar la estancia.

Para hacer tiempo mientras nos trasladamos al aeropuerto, hemos aprovechado para descansar y visitar la Catedral entrando por la Puerta Santa.

Ya en el aeropuerto no puedo cerrar estos capítulos de las crónicas agradeciéndote Irene como siempre que todo esto pueda ser posible. 

Ya sabes que el próximo té toca a ti. Charly’s Charter a tu disposición

Te quiero

Lugo – Melide: Diversión al sol

Amanecía algo nublado Lugo esta mañana pero confiábamos en los pronósticos y esperábamos una etapa de 60 km con buen tiempo.

Gestiones de mantenimiento de las bicicletas nos obligaban a salir a partir de las 10h al recoger la bici de Miguel Ángel. Ha sido todo un acierto pues el día se ha abierto nada más callejear por la muralla de Lugo.

Roman no podía faltar a la cita, lamentablemente ayer se excusó de hacer de anfitrión como solo él sabe pero hoy cuando llevábamos recorridos 5 km nos ha sorprendido con el coche y ha venido a saludar. Todo un detalle. Seguro que coincidiremos en otra ocasión.

El perfil de la etapa marcaba varios repechos, concretamente 7 calculaba el Garmin y sus correspondientes bajadas.

El inicio transcurre por pista asfaltada que nos sorprende al Bull y a mí pues no recordábamos un asfalto tan bueno pero realmente han asfaltado el Camino a la salida de Lugo.

Sin darnos cuenta nos vamos adentrando en frondosos bosques con rápidos sube y baja y alguna trampa de barro / mierda de vaca. Quizás algún tramo se podía haber evitado por camino pero hemos decidido ser fieles al track sobretodo tras la jornada de ayer de transición con la lluvia.

Llegados al Km 35 nos enfrentamos a 5 km de subida a sabiendas que una vez coronado nos dejaremos caer directos a Melide. Un desvío a la izquierda mezclado con los airpods de José hacen que no se percate del desvío y continúa recto. En un principio me paro a pensar donde le llevaría esa pista en caso de seguir pues soy consciente que no lleva el track al dejarme su Garmin tras avería del mío que ha salido delicado el aparato y no le sentó bien el agua de ayer. Lo tengo al sol. 

Tras comprobar que la pista le llevaría a conectar con nosotros seguimos ruta con MA y Adri. Posiblemente ha sido el tramo más espectacular que acababa en el punto más alto de la etapa. Después nos reagrupamos y acabamos el descenso juntos los cuatro hasta la Saleta, a pie de camino Francés y a orillas del río y el puente Romano. Nos hospedamos en una casa antigua toda para nosotros.

Fantas de rigor que se han puesto de moda este año, ducha y a preparar la tarde en Melide donde compiten en tradición de pulpo con Carballino.

Total una etapa sencilla, bonita, rápida y divertida igual que tú Abril, recuerda que tenemos pendiente hacer la etapa de Santander pero esta la haremos algún día juntos.

Tú lo que has de hacer es prepararte, seguir así como eres y sobre todo buscar alicientes y compañías pues seguro que tendrás la suerte que he tenido yo al cruzarme con estos tres personajes. 

A Miguel Angel lo incitamos el año pasado a esta locura y hoy 25 años después está reviviendo aquel camino que hizo cuando yo ni siquiera andaba en bici. 

Adri, allá por el 2013 apareció en un tren vestido de Ayala cuando entrenábamos para la Titan Desert y desde entonces, Yukis, Menorca y Jamón en Cal Varelita, faltaba compartir pedales y lo estamos haciendo. 

El Bull es cubo del parchís, sin cubo se puede jugar pero siempre es mejor con él, no cambia y sus locuras están presentes en cada momento.

Por cierto Abril, las compañías que busques… que no ronquen tanto.

Mañana día especial, se acaba la aventura tras 60 km hasta Santiago y regreso a casa.

Fonsagrada – Lugo: Transición Stage

Hace unas semanas no sabíamos si tendríamos que hacer malabares para empezar la aventura, días después se acaba el estado de alarma y surgen las dudas de la eliminación de restricción de movilidad entre comunidades, pues nada todo a favor y facilidades de en la hostelería. 

Todo en orden excepto las predicciones del tiempo, todo indica que nos tocaba mojarnos cada día. 

Afortunadamente solo hoy podemos decir que se nos ha estropeado la etapa por lluvia. Tuvimos suerte en Oviedo, la ascensión por Hospitales y la etapa del descenso al embalse.

Sin embargo hoy amanecemos en Fonsagrada con lluvia y sabemos que tenemos agua hasta Lugo con lo que decidimos hacer una etapa de transición directa por el asfalto. 

A las 9:45h con este panorama ha sido un visto y no visto con las únicas breves paradas para quitarnos chubasquero cuando lo permitía, cerciorarnos de un ruido metálico en la rueda trasera del Osobuco que acabó siendo un radio partido o para repasar la biela del Bull que se viene abajo cada camino y en esta ocasión comienza a dar los primeros síntomas de que el Carbono mezclado con el Toro de Badalona no es buen asunto.

Son las 12.30 cuando nos presentamos en el Ciudad de Lugo Apartamentos.

Adri y Campi se van directos a una tienda donde reparar el tema del radio y mirar la Biela.

La parte positiva es llegar a destino de la cuarta etapa con buen tiempo y con la posibilidad de hacer unos cortos y pinchos  en la muralla, lavar ropa y a la tarde pasear por la zona de pinchos donde se cena.

Mañana quinta etapa hasta Melide, pronostico del tiempo favorable, veremos que nos depara el tema

Berducedo – A Fonsagrada : Se puso sería la cosa

 Cuando reviso las etapas que planeamos en el 2018 me doy cuenta de que aquí faltan muchas horas de bici para venir al primitivo y no pasar apuros. Este año venir con 500 km de entreno a una juerga de estas hace que pase lo que tenía que pasar.

Ya lo decías tu,  Marco, Papá este año sufro porque no has entrenado jajajajajaj que tío, como siempre tu cabeza va por delante aunque a veces te desvías pero hoy créeme que no me sacaba de la mía tu presencia. Me has ayudado mucho que lo sepas.

Amanecía el día en Berducedo en Casa de Araceli donde la jefa nos ataviaba con un desayuno para lo que nos esperaba. 

A priori nada que no conociéramos pero poca broma las rampas de los primeros km antes de descender a La Mesa.

A pesar de los desniveles los hay que disfrutan más y con su técnica se permiten poner patas arriba el asfalto.

Paisajes dignos de protector de pantalla de windows nos ayudan a olvidar el dolor de patas y poco a poco nos disponemos a afrontar uno de los míticos puntos del camino Primitivo, el descenso a Grandas de Salime.

Lastima que a diferencia de hace 3 años el inicio era ciclable, esta vez el barro y el agua impedían o aconsejaban poner pie a tierra.

Finalmente se ha arreglado y nos ha permitido el track disfrutar de los 8 km hasta el embalse.

Parada obligatoria donde antaño nos retratamos y directos hasta abajo.

Una vez abajo, reagrupamiento y sálvese quien pueda pues quedan 20km de subida constante, los 6 primeros hasta Grandas donde paramos a hacer una pausa en el sitio donde nos hospedamos en el 2018, en aquella ocasión descansamos viniendo desde Tineo …

Refrigerio y 16 km hasta el Acebo. Al coronarlo no se acaba la fiesta, continuos sube y baja con viento y cansancio que rematan con 2 últimos km de subida a Fonsagrada donde como ya nos avisó el posadero de Grandas,, ojo que al llegar hay una subida de la hostia y dice: A Fonsagrada nunca baixan os lobos… porque teñen que subir»

Ya hemos cambiado de comunidad, entramos en Galicia.

Pues nada, el cansancio ya es el quinto compañero y creo que se viene con nosotros 3 días más.

Mañana hasta Lugo. Nos cruzaremos con Roman?

Tineo – Berducedo: Estáis de andar???

Estáis de andar??? 

Con esa frase nos sorprendía el camarero autóctono mientras merendábamos y cargábamos el track ayer en Tineo cuando le comentábamos que hoy queríamos ir a Berducedo por la variante Hospitales.

Ante tal expresión, la cara del Bull era un poema, no acababa de pillar la frase de: Estáis de andar, el camarero no paraba de preguntar si nosotros estábamos de andar en bici o no y que entendía que aquí venían muchos ciclistas pero que no estaban de andar y … lo pasaban mal si optaban por la variante Hospitales porque no estaban de andar …

La madre que parió al camarero, seguro que se ha reído tarde y noche de nosotros pues tela telita la decisión.

Se trata de una etapa con 2 posibilidades, la primera mucho más ciclable por Pola de Allande ascendiendo el puerto del Palo por asfalto y sus 12 km de constante pendiente. Esta variante ya la tomamos en el 2018 obligados por las inclemencias del tiempo pues la segunda por Hospitales va desde la Población de Borres hasta el pico del Palo, es la opción que toman los peregrinos, la que no suelen tomar los bicigrinos y hemos entendido las razones.

A pesar de ello creo que los 4 estamos satisfechos de la elección, ha sido espectacular las vistas y el paisaje todo gracias a que el tiempo nos ha acompañado en cuanto a frío y lluvia peeeerooooo la fuerza del viento nos ha hecho dudar de nuestra integridad en un momento, según servicio de armet las rachas de viento arriba han superado los 120 km / h, intentar grabar el momento con el teléfono  en la mano y la bicicleta en la otra era imposible a pesar de estar parados.

Pues bien, tras decidir la variante de Hospitales nos hemos aproximado a las primeras rampas en Borres por asfalto con alguna tachuela importante y sus rampas del 15%, al dejar el asfalto cementero han empezado las rampas de piedra suelta de cantos afilados imposibles de mantener la verticalidad si no dispones de fuerza de sobra para ello, el único capaz de intentarlo Don Adrà y su Focus pero lamentablemente ha tenido la mala suerte de pinchar con la consecuente parada para cambiar cámara.  Por suerte es ducto en el tema y lo ha hecho rápido. 

Hemos seguido la pista o sendero con las paradas correspondientes al cada vez que la pendiente, el barro, agua o piedras nos obligaban.

El tiempo iba pasando pero los km parecían que no, realmente la etapa eran 45 km por esta variante y la zona de aproximación a la cima del Palo eran solo desde el km 15 al 30.

Por suerte el paisaje y el clima a excepción del viento nos dejaba poder inmortalizar esos momentos que como dice el Bull: Yo aquí no vuelvo.

Apostillaba diciendo que el cabron del camarero ya lo avisaba ayer, ESTÁIS DE ANDAR… porque hoy vais a hinchar de andar con la bici a cuestas.

Faltaban 2 km para acabar la ascensión del puerto de la Marta que conecta con el Palo cuando Miguel Ángel nota que su rueda trasera dice basta… pierde totalmente el aire y destalona, nos queda la bajada de 18 km hasta Berducedo y ahí no hay nada. Pararse ahí con el viento que hace y el frío tras la pausa es mortal, intentamos buscar un sitio de cobijo a resguardo del aire y que Miguel Ángel se aproxime andando para tras reparar con un parche la cámara de Adrià, intentar meterla en la 27.5 de MA.

Todo y que lo hacemos rápido, las fuerzas, los isquios y los cuádriceps nos da la risa ante cualquier intento de cojer todo aquello que esté en el suelo. Los 4 estamos para regalar. Y además estamos congelándonos a sabiendas de que falta la bajada del Palo.

Felizmente reparamos la rueda y seguimos ruta que consiste en descender el Palo y 5 km de asfalto en ascenso. Las ganas de llegar a destino y el saber que la batería de la Focus no se la acaba hoy hacen que Adri me enganche por la espalda y volemos hasta la Casa de Araceli donde Araceli nos deleita con Sopa, Cocido y Ternera.

Espectacular sitio elegido para pernoctar hoy, de hecho mucho me temo que Berducedo y la visita turística al municipio va por el aire porque… No estamos ni Pandar ni de andar …

Mañana etapa curiosa también hasta Fonsagrada, con las legañas casi nos acercaremos al abismo del descenso al embalse de Grandas de Salime para luego comenzar ascensión constante al Acebo y bajar a destino.

Mañana seguimos 

Oviedo-Tineo… Last Dance???

Iniciamos la aventura hoy desde Oviedo después de reposar las delicatesen del Tierra Astur en Colloto. 

En el restaurante nos avisa el taxista al día siguiente no estará en el apartamento a una hora prudente para recoger las maletas, ante tal aviso, nos da la opción de dejar en consigna en una cafetería a 800 m. Así que esta mañana nos ha tocado levantarnos y vestidos para la fiesta hemos tenido que ir a la cafetería con las maletas, hemos aprovechado para desayunar y a las 9.40 AM hemos arrancado.

Nos separan 70 km hasta Tineo, está Orbayando como dicen aquí a el chispeo calabobo pero no nos podemos quejar pues las predicciones eran peores.

Callejeamos por Oviedo y a los 4 km ya comienza el mambo como dice Marco, comenzamos a ascender por senderos frondosos a estos asfaltados y a ratos de tierra.

Esos senderos pasan a ser trampas jabonosas por la humedad y musgo de sus piedras que hacen que tengamos que ir con precaución y poner pie a tierra más de una vez.

Ya conocemos el primitivo y es cierto que en esta época el terreno está mojado y parecen pistas de patinaje.

La fiesta se va acabando y las bromas también, al llegar a Grado, Adri quiere hacer una pausa para ingerir lo que se tercie, como ya hemos hablado, en el camino cada uno propone y se hace pero en ese momento, algo me dice que no es idóneo para mi hacer esa pausa, ligero dolor de cabeza, distancia restante y querer aprovechar que no llueve me hace decidir que sigo tirando pues se avecina pollo del guapo: La ascensión al Acebu… madre mía que rampas de más del 25% recordaba del 2018 pero no tan salvaje.

Nos reagrupamos en la cima del Acebu y nos tiramos tras abrigarnos dirección a Salas donde tras llamear 15 km empezará el calvario.

En el 2018 hicimos la misma etapa con el Bull y Roman, ya nos dejó marcada su dureza, en aquella ocasión llovía mucho más y hacía más viento. Estas adversidades hicieron que llegando a Salas, justo donde inicia el ascenso a la Espina la lluvia provocó que nos separáramos en una rotonda. Indudablemente el camionero acertó yendo por una comarcal que le llevó a Tineo como un rey.

Roman y yo siguiendo las indicaciones de la Espina 21 km nos metimos en una nacional que va por unos viaductos, el frío, el agua y el viento en contra nos pusieron en nuestro sitio.

Tenía claro que este año quería aprender del error y al llegar a Salas íbamos como locos buscando esa comarcal by Bull.

Adri y Miguel Ángel son partidarios de seguir fielmente el track original siempre que sea posible pero la realidad es que este Camino primitivo tiene zonas que son peligrosamente ciclables y hay veces que es preferible o al menos no menospreciar el asfalto. 

Así las cosas hemos llegado a Salas y los cuatro hemos decidido seguir el track del peregrino sabiendo que íbamos a subir la Espina, llevamos un poco más de mitad de etapa pero nos falta también la mitad de desnivel acumulado que para este día son 1800 m, así que sabiendo que la comarcal la tenemos a unos km y va paralela al sendero o track iniciamos ascenso.

Ma ha matado el dichoso ascenso, las fuerzas justas hacen que las grandes piedras sueltas  colocadas en rampas de más del 12% no sientan bien y se convierte en trampas quema fuerzas que comienzan a brillar por ausencia.

Solo pienso en llegar al cruce de la comarcal y tomar decisión. Para postre los últimos 150 m se convierten en calvario que hemos de poner pie a tierra pues es imposible por todos los impedimentos antes destacados.

Al llegar al asfalto quedan todavía 15 km para Tineo, terminar de ascender la Espina y acabar el rompe piernas del final de la llegada a Tineo.

Miguel Ángel pregunta cuanto queda pues ve peligrar su batería, Adrià prefiere seguir el track tras haber enchufado su segunda batería y poder así seguir rodando por el track original.

El Bull y yo arrancamos por la comarcal y al coronar la Espina paramos un momento a abrigarnos y llega Miguel Ángel que avisa que su batería está agotándose.

Arrancamos y aparecen las rampas en mis piernas, sendos latigazos en las dos patas hacen que no pueda seguir la rueda al Bull. 

Miguel Ángel viene mimando su batería pero cada metro que pasa vemos que asume que es un tema de supervivencia y ha de asumir que le toca coronarse en el Primitivo. Lo perdemos de vista pero lo cierto es que poco le podemos ayudar.

El Bull se queda conmigo y me va dando rueda hasta que por fin llegamos a Tineo.

En fin, duro duro, ya lo sabíamos pero estaremos ante The Last Dance? 

Como dice el Bull, esto no es culpa del covid que no nos ha dejado entrenar, esto es que es muy heavy.

Ya en el Hotel Palacio de Meras, disfrutamos del alojamiento y podemos limpiar las bicicletas como reinas preparando lo que viene mañana. 

Iremos a Berducedo, menos km pero intentaremos ir por la variante de Hospitales que la tildan de No muy ciclable a pesar de su espectacularidad.

Veremos como acabamos la noche y como amanece mañana.

Empezamos

Parece mentira pero tras un año convulso con cancelaciones e incertidumbres, finalmente casi todos los astros se ponen de nuestro lado y podemos emprender la aventura.

Tras las modificaciones de Vueling decidimos hacer el traslado a Oviedo en Furgoneta

Con ello nos olvidamos de organizar como recepcionar las bicicletas y a pesar de darnos el madrugón, lo compensamos con poder aprovechar la tarde noche en Oviedo

Partimos a las 6 AM de Arenys y con toda la suerte a pesar de las predicciones hacemos el viaje en 9 h para llegar a Oviedo antes de las 15 h sin lluvia en el camino

Llegamos al apartamento, montar las bicicletas, devolvemos la furgo y nos vamos a la Sidrería Tierra Astur de Colloto.

Mal no nos portamos para ser el primer día, son las 00.00 y cerramos la crónica pues mañana toca primera etapa con 70 km hasta Tineo. Veremos si el tiempo nos acompaña.

Nos vamos en Furgo

Los amigos de Vueling no han parado de intentar ponernos nerviosos. En el plazo de 15 dias nos han comunicado modificaciones en los vuelos, tanto el de ida a Oviedo como en el de regreso a casa desde Santiago.

Respesto al de Santiago, no afecta mucho pues nos permitirá tomarnos con más calma la estancia en la ciudad al retrasar el horario del vuelo a las 21.05 PM.

En cambio el vuelo de ida, fue modificado en un principio a las 07:00 AM del mismo día. Este hecho trastocaba o mejor dicho obligaba a un madrugon para presentarse en el Aeropuerto muy pronto, sin embargo, a los pocos dias recibimos de nuevo noticias de Vueling donde vuelven a modificar el horario, en este caso a las 19.45 h de la tarde con lo cual al ser viernes nos hace pensar que tenemos un problema logístico con las bicicletas. Llegar tan tarde a Oviedo no nos permite recogerlas en Nacex o cualquier otro operador y al dia siguiente, sabado, no abren.

Comenzamos a buscar alternativas, desde pedir ayuda al alojamiento, a Pili que nos recepcione las bicicletas en su nave… pero finalmente decidimos cancelar los vuelos, recuperar lo pagado e invertir en una furgoneta grande donde esperamos poder hacer el traslado de los casi 900 km cómodamente.

La idea es salir temprano para llegar por la tarde, montar las bicicletas y poder pasar la tarde en Oviedo.

Ya queda menos

Se va acercando la fecha

Nuestros amigos de Vueling, intentan ponernos nerviosos.

La semana pasada nos sorprendían con un cambio de horario en el vuelo de ida hasta Oviedo. Lo que nos faltaba para poner más trabas a la incertidumbre de los cierres autonómicos. De momento no hemos contestado por tanto a las 7:00 AM despegaremos si nos dejan dirección Oviedo. Habrá que madrugar.

Pues esta semana nos envían correo con cambio en esta ocasión el de Vuelta. Afecta menos e incluso es más agradecido pues nos permitirá disfrutar más de la última etapa alargando 3 horas en Santiago.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.