TEAtreves

Tu sueño, tu triunfo!

Volvemos???

2021 ya lo tenemos aquí.

El Covid nos quitó de punto, nos dejó con todo preparado para nuestra aventura anual de peregrinación a nuestra manera a Santiago.

Teníamos todo listo, reservas, etapas e ilusiones. Pero el final de la historia todos la conocemos.

Ha pasado un año de aquella pandemia China que parecía que estaba muy lejos pero que nos ha cambiado tantas cosas. Pero no la ilusión de volver a pasar unos dias pedaleando al ritmo que nos apetezca.

Retomamos la programación y reservamos los vuelos que a pesar de lo ocurrido, Vueling no quiso hacernos devoluciones. Así que ya tenemos reservas nuevas hechas y si no hay novedades este año, volaremos de Barcelona a Oviedo el 14 de Mayo para tras pernoctar en la ciudad asturiana comenzaremos las 6 etapas que teníamos programadas desde el año pasado.

Para este año sigue en pie los tres integrantes una vez que Miguel Angel le picó el gusanillo el año pasado de venir a probar como de bien lo pasamos.

La última novedad de estos días es que un cuarto elemento puede unirse al periplo aventurero. Se trata de Adrià «Osobuco» que tras unas conversaciones con el Bull parece empezar a animarse en serio con el asunto.

Así que con esos mimbres tenemos programadas las 6 etapas:

Oviedo – Tineo – Berducedo – Fonsagrada – Lugo – Melide y Santiago.

Que no pare el ritmo

Sarria – Santiago

Sexto día de aventura, de nuevo pedalear hasta ver las cúpulas de la catedral desde el Monte e Gozo.

Esa es la idea cuando a las 7:00 AM, sin necesidad de despertadores comenzamos a movilizarnos.

Nos separan de Santiago 115 km y desconocemos lo que nos iba a deparar la jornada. Con las expectativas del pedal del Bull procedemos a desayunar en el Hotel.

Constantes sube – baja para llegar a Santiago

A las 8:15 arrancamos ataviados de lo poco que llevamos. Hace mucho frío y solo disponemos de unos tristes chubasqueros que en ciertos momentos lo que nos provocan es empaparnos de sudor.

La etapa de hoy es Pura rompepiernas, las subidas te hacen sudar y en las bajadas te congelas. Además una niebla nos saluda nada más adentrarnos en los primeros caminos.

Niebla en Sarria

La cantidad de Peregrinos es por momentos preocupante. Son pasadas la 8.30 y hoy tenemos vuelo de regreso a Barcelona a las 18.55 pm. En la primera hora no conseguimos subir medias de 15 km/h tanto por el perfil como por ir esquivando Peregrinos.

Por fin llegamos a zona rápida que coincide con la bajada a Portomarín donde disfrutamos la bajada todo lo que podemos. Lógicamente no hay fotos del momento pues faltan ojos para trazar por las piedras.

El Río Miño a su paso por Portomarín
Escalera medieval de Portomarín

A partir de ahí la etapa dicta sentencia, estamos abajo y toca volver a subir durante 15 km para ganar altura de 300 a 730 m.

Subiendo desde Portomarín

Una vez arriba, acordamos que tenemos que darnos prisa pues un imprevisto puede hacernos perder el vuelo así que no perdemos mucho tiempo en paradas.

Llegamos al Km 50 aproximadamente donde aprovechamos para hacer pausa y secarnos del sudor El Palas de Rey. Parece que el sol quiere hacer acto de presencia pero vendrá acompañado del aire.

De los pocos momentos de parada hoy, el burro

El pedal de Jose va como va y nos tememos lo peor. Decide apretar todo lo que pueda para llegar cuanto antes por lo que nos separamos en Melide.

Al cabo de 5 km observo que en las bajadas mantiene la distancia pero en las subidas va muy lento. Me acerco y veo que lo que teníamos ha sucedido. El pedal ya está totalmente doblado y la cala de la bota no coje bien. Va con una pierna.

Estamos a 2 km de Arzua y el terreno que resta (40 km) no es nada favorable.

El Santo se apiada de nosotros y pone un taxi en el camino. El taxista al ver las dos bicicletas arruga el morro con lo que pocas opciones tenemos. Jose llegará en taxi y yo continúo hasta Santiago.

Por suerte momentos antes se registra el momento.

A las 15:00 entro por la plaza del Obradoiro donde por primera vez en 3 años se puede ver la catedral sin andamios. Jose está esperándome con la maleta.

Embalamos bicicleta en Correos y vamos a comer algo para finalmente subirnos en un taxi al aeropuerto donde nos encontramos escribiendo esta última crónica esperando que abran la B10.

Pues eso ha sido todo. Como nos ha dicho el taxista, los caminos son como los cigarros, uno detrás de otro así pues… volveremos.

Agradecido por la compañía de este personaje a quien conocí hace ya 5 años y no deja de sorprenderme cada día, su fuerza y a la vez su bondad no deja indiferente a nadie. Como dice él soy como su hermano mayor y me tendrá para lo que necesite siempre.

También a todos los que habéis dedicado un ratico cada tarde a leer la aventuras del calvo, deciros que mientras tenga fuerzas seguiré con estas historias pues con Irene al lado todo es mucho más fácil. Te quiero.

JC

Ponferrada – Sarria

Penúltima etapa de la aventura 2019.

Anoche en Ponferrada merodeamos el centro y nos dimos un homenaje de Sushi que recordaremos.

De nuevo 95 km y en esta ocasión con el alto mítico del camino francés: El Cebreiro

Perfil Ponferrada – Sarria

Ya en el año 2017 pasamos por aquí saliendo desde Molinaseca pero en aquel viaje parábamos Justo al descender el Cebreiro concretamente en Triacastela. Aquel día lo recordaremos siempre pues no dejo de llover y hacer frío en toda la etapa.

Esta mañana en Ponferrada en las conversaciones del desayuno era inevitable no recordar aquella jornada y sobre todo viendo que a pesar de que el agua hoy no iba a hacer acto de presencia, hacia un frío… de cosecha de los que te la deja derecha (suerte del Bull que lo tengo aquí al lado y me da ideas para redactar). Lo cierto es que no hemos tenido a excepción de la primera etapa, las temperaturas acordes a mitad de Junio pero bueno.

Track de la etapa

Como siempre a las 9:00 partíamos dejando Ponferrada atrás. Numerosos Peregrinos, conforme nos vamos acercando hay más gente en el camino.

Llegamos a Cacabelos y los viñedos del Bierzo posan para las fotos.


El paisaje ya está cambiando a marchas forzadas, nos acercamos a Galicia y la cantidad de Peregrinos aumenta.

La siguiente población es Villafranca del Bierzo, antes de llegar Jose pide parada Tècnica pues nota que algo no va bien en sus pedales. Rápidamente nos damos cuenta que el pedal está flojo, no sabemos si es biela o pedal el problema por lo que nos dirigimos a una tienda en Villafranca.

Nada que hacer, no tiene arreglo inmediato y solución difícil que no sea la sustitución de toda la biela. Decidimos continuar hasta que diga basta. Al final nos ha dado tregua y el pedal va flojo y quien lo sufre es el Bull que comienza a tener molestias en el tendón de Aquiles pero para eso es el Toro de Badalona.

Este llega a Santiago con una pierna si es preciso.

Villafranca del Bierzo es el inicio a 25 km de aproximación a la subida del Cebreiro.

Se trata de seguir el track por debajo de la Autopista A6 hasta llegar a aldea de Hospital. Ahí nos separamos pues cada uno ha de cojer su ritmo y pasar la prueba a su gusto.

Hay varias alternativas, vía para caminantes y vía para bicicletas. En mi caso, a pesar que cuando planeaba esta etapa en casa tenía casi decidido en esta ocasión ir por la parte ciclable, no se que tiene este cartel que me atrae de tal manera que lo he vuelto a hacer. He tirado por camino y no me arrepiento. Ya son 3 veces y en esta ocasión sin lluvia como en el 2017, he disfrutado muchísimo.

La subida son aproximadamente 7 km hasta el alto del Cebreiro y no deja indiferente a nadie. Tiene la dificultad técnica en algún punto pero que no defrauda nunca la elección de venir por aquí.

Llega un momento mágico cuando llegas al cartel que indica que estamos en Galicia.

A partir de ahí, solo quedan un par de km para el alto del Cebreiro.

A excepción del primer año que pude hacer parada en el alto, tanto en el 2017 como hoy hacía bastante frío, llegas sudando y lo que no puedes es perder el tiempo ya que nos faltan 40 km hasta meta.

Comienzo a bajar y busco por donde va Jose en la aplicación del teléfono y veo que está detrás. Su elección ha sido subir por el asfalto y al llegar arriba se ha confundido y ha regalado a la etapa 4 km de bajada con la subida correspondiente de vuelta.

La idea era reencontrarnos ya en Sarria en el hotel pero hemos decidido juntarnos en el alto del Poio. Mítica ascensión que no tiene la fama del Cebreiro pero que hace temblar las piernas.

Hace mucho viento en contra y decidimos bajar por asfalto hasta Triacastela para luego enlazar con Sarria dejando en medio Samos.

Es la primera vez que tomamos la variante por Samos en vez de San Xil y creo que por San Xil es más exigente.

Monasterio de Samos

Unos km antes de Samos hemos hecho pausa Coke, en ese momento Roman nos indicaba que ya estaba en destino. A nosotros nos quedaban 17 km al hotel.

Coke antes de Samos

Pues eso ha sido todo por hoy, llegamos al Alfonso IX y sin pausa procedemos a avituallarnos en su restaurante.

Mañana Santiago, ultima etapa y a las 18.55 volamos a Barcelona.

Logroño – Burgos

Segundo día, poca broma lo que programamos para hoy.


Perfil de etapa de hoy

125 km separan las dos capitales de provincia por las que transcurre el camino.

Dejamos Logroño y su fiesta de Sant Bernabé que hizo que ayer la calle típica de Laurel estuviera abarrotada.

A pesar de ello nos deleitamos por los diferentes garitos de la zona.

Pues bien una vez descrito lo que aconteció en la noche de ayer, pasamos a la crónica de hoy.

Hoy 9 de Junio es un día especial pues es el cumple de mi madre a la que ya he felicitado por teléfono y a quien le dedico esta crónica.

Felicidades Mami.

Para arrancar la etapa hemos tenido algún que otro imprevisto con el acceso a la bicicleta y los tiempos de desayuno, imagino que al ser fiesta, han descansado un cuarto de hora más el personal y nos ha retrasado el proceso.

Una vez arrancamos dirección Burgos dejamos las calles de Logroño para comenzar por un paseo asfaltado cortado al tráfico que va a parar al Embalse de la Grajera.

Embalse de la Grajera

Dejando a la izquierda el embalse, antes de salir del parque nos hemos encontrado que el paraje está lleno de Ardillas que acostumbradas a que les den alimentos, se acercan al peregrino como si estuvieran domesticadas.


Van cayendo los km pero como delata el perfil no dan mucha tregua y son en constante ascenso.

Hemos llegado a nuestra primera pausa en el Km 50 en Santo Domingo de la Calzada donde hemos llegado lanzados por pistas rapidísimas que algún peregrino ha peligrado ante el Bull.

Una de las anécdotas del día ha venido al salir de Santo Domingo. En una recta he aprovechado para sacar el móvil para felicitar a mi madre y he notado algo extraño.

En el bolsillo del centro llevaba el DNI desde Logroño y no estaba. No se porque me ha dado la impresión que se había caído en ese momento por lo que he gritado a los compis y dado media vuelta 200m por si estuviera en lo cierto.

Nada el DNI no estaba en la Calzada ni en el maillot. Resignado he reemprendido la marcha Leto en esta ocasión en ve de mirar a la Calzada mirando a los arbustos y … eureka

DNI en la cuneta

No sé si habrá sido el Santo, que es Domingo y que no tenia que mirar en La Calzada pero he tenido la fortuna de encontrarlo.

Así hemos seguido contentos hasta llegar a Belorado, el terreno y paisaje empieza a ser más monótono y hemos alternado el asfalto para acelerar un poco y no molestar tanto a los Peregrinos. Es Domingo y hay muchos.

Hemos llegado a las faldas del mayor inconveniente de la jornada. La Pedraja y como ya viene siendo típico en los caminos hemos parado a hacer Segunda pausa en el bar del parking de camiones.

El Alto de la Pedraja nos separa menos de 40 km de la meta, una vez ascendidos sus 3 km, descenso hasta Burgos con el escollo de las piedras de Atapuerca que ya conocemos de otras veces.

Rápido descenso hasta que hemos llegado a un cartel que indicaba ruta alternativa por Atapuerca o dirección a buscar la N120 a 12 km de Burgos. Las ruinas de Atapuerca hay que verlas y pasar una vez, sufrir el pedragal de 500 m de subida andando y hemos decidido que eso ya lo teníamos hecho del 2017 por tanto hemos tomado variante izquierda.

Suerte del Bull que como quiere entrenar nos ha deleitado de locomotora hasta el Hotel.

Acabo la crónica felicitando también a Carla que ha sido engañada por Joan y vienen haciendo el camino por detrás, salieron de Roncesvalles y hoy han hecho la etapa que hicimos ayer nosotros entre Pamplona y Logroño. Mañana tienen previsto hacer lo mismo que nosotros así que Ole !!!!!

Y a mis amigos de la EGB, gracias por los comentarios que recibo, seguiré informando.

Juanki

Pamplona-Logroño

Nuestra aventura anual ha comenzado. Esta mañana nos levantábamos en Pamplona recordando lo bien que lo pasamos por el centro de la capital Navarra.

A las 9:00 hemos arrancado pero antes ya habíamos bajado las maletas Roman y yo para el servicio que tenemos contratado.

Subiendo dirección al Perdón

Sabíamos lo que teníamos previsto sobre el perfil, 96 km con el escollo más importante del día Justo saliendo de Pamplona. El Perdón. Una subida tendida pero que esta vez, al hacer el camino en Junio ya nos hemos dado cuenta de que las cosas han cambiado.

La climatología es lo más importante pero a su vez, no somos los únicos que hemos decidido hacer el camino estos días. Impresionante la cantidad de Peregrinos que hemos adelantado. Así las cosas la subida al Perdón ha sido algo más dificultosa por pasos estrechos donde los Peregrinos tienen preferencia. Recordaba la subida sin tantas piedras sueltas en 2 o 3 puntos, desde Pamplona la pendiente no cesa hasta la cumbre pero bueno al final no dejan de ser 3 km complejos que en menos de 20 minutos los tienes en la saca.

Alto del Perdón

Una vez coronado, poniendo cabeza pues se trata de descender hasta Puente la Reina con todo en su sitio, hemos bajado y reagrupado en el mismo puente.

Puente la Reina

Hemos llegado a Zirauki donde hemos hecho parada refrigerio.

Zirauki

Reemprendemos la marcha y Jose Antonio ya no puede más. En su cabeza no entra que hemos pasado varios ríos y … hasta que se refresca en el siguiente.

Frejquita

Sin darnos cuenta y gracias al viento que llevamos soplando por detrás llegamos a Estrella. Aproximadamente es mitad de etapa por lo que aprovechamos a la salida del municipio para hacer un pincho de tórtola que nos ayude al sube baja que nos queda hasta Logroño.

El resto de la etapa una vez coronas los altos de las bodegas Irache es muy agradecida por pistas rodadoras amenas y rápidas. Hay que ir con ojo con los Peregrinos pero el KM del Garmin va que se las pela.

No obstante llegando al km 80 y a falta de 20 en una de los continuos cruces de carretera he visto la posibilidad de hacer un tramo de carretera y mis compis no se han percatado con lo que pensaban que estaba detrás y unos por otros hemos provocado reagruparnos ya a la entrada de Logroño.

Al final llegada a destino, son fiestas en Logroño así que aburrirnos no creo que sea nuestro destino para esta noche.

Mañana descansaremos en Burgos si todo cuadra.

Partimos hacia Pamplona

Amanece el día en Arenys y todo sigue según lo previsto. Tras toda la noche conduciendo el Volvo, sin problemas ha llegado a las 8 AM el Bull a descargar en HP, una vez finalizada la tarea de descarga me ha recogido y hemos bajado al Metro para ir a Sants donde nos esperaba Roman.

Aprovechamos para hacer un café y a la cola de la entrada al Alvia.

El viaje en tren lo hemos amenizado con risas y sin darnos cuenta a las 16.10 bajábamos del tren según lo previsto.

Hemos ayudado a Roman a montar la bicicleta y nosotros nos hemos montado en el Bus que nos ha llevado a 100 m de nuestro hospedaje.

Llegamos al apartamento y José exige un tiempo muerto de una hora antes de ir a Nacex para buscar las bicicletas.

Después de alojarnos, bajamos a la calle donde paseamos por el centro inaugurando nuestra aventura.


Pinchando por Pamplona

Tras varios sitios tomando refresquitos, acabamos cenando un poco.

Se le van los ojos

Por fin llegó el día

Tras varios temas que se cerraban y abrían en nuestro camino, finalmente hace 10 días volvimos a plantearnos retomar lo que días atrás lamentablemente tuvimos que cancelar.

Como sabemos lo que nos espera y los buenos momentos que vamos a pasar, no fue para nada complicado ponernos de acuerdo.

En una tarde ya teníamos de nuevo hoteles reservados y billete de tren desde Barcelona a Pamplona.

Volvimos a reservar el servicio de correos para el transporte de maletas. En esta ocasión había una novedad, se decidió intentar montar el mismo viaje desde Pamplona pero hacerlo en un día menos.

Esta decisión iba a provocar algún contratiempo, el primero había que decidir que 2 etapas unir para mantener el mayor número posible de hospedajes en capitales de provincia. Así las cosas poco había que integrar pues estaba claro que la etapa de Castilla que transcurre entre Burgos y León era la que debíamos hacer del tirón. Por tanto ese día caerían 180 km dejando a mitad Carrion de los Condes que era en principio donde íbamos a parar.

Decidido el itinerario, Pamplona, Logroño, Burgos, León, Ponferrada, Sarria y por fin Santiago, nos encontramos con el gran palo de la jornada. Correos nos anunciaba que había un error en la reserva. No podían hacer el servicio pues acostumbran a ofrecer sólo itinerarios inferiores a 90 km y para nada podían asumir etapas de 100, 125 y mucho menos 180 como los que hay entre Burgos y León.

Jose en ese momento me hizo ver que se podía hacer con una mini bolsa en la tija, un camino diferente. No lo veía muy claro pero por momentos me veía con lo puesto y decidido a que este contratiempo no iba a hacernos torcer los brazos.

Apareció Roman y me comentó que él buscaría solución pues no concebía el camino sin su ordenador. Y así fue, dos días de batallas telefónicas y finalmente Jacotrans nos hacía el servicio.

Y llegamos a la noche del jueves 6 de Junio. Roman con todo listo, llevará su bicicleta en el tren. Jose y yo las enviamos ayer por Nacex a Pamplona.

A estas horas, cuando ya podemos decir que es viernes, Jose vuelve de Lyon cargado de impresoras HP que ha de descargar en Sant Cugat en unas horas, dejar el camión en Santa Coloma, cojer el coche y venir a buscarme para dirigirnos a Sants Estació y empezar nuestro tercer viaje.

Gracias Irene por ser como eres. En 6 días estoy de vuelta.

Finalmente nos vamos !!!!

Vuelve la aventura!!!
De nuevo necesitamos camino.
En esa ocasión varios frentes abiertos nos hacen improvisar y nada mejor que ir a lo seguro. El camino a Santiago por la variante Francesa que ya conocemos del 2017.
Estas circunstancias han provocado que todo lo planificado para las fechas previstas se hayan pospuesto para los días 7 al 13. Por tanto finalmente serán 6 días de pedaleo desde Pamplona donde llegaremos en el Alvia que saldrá de Barcelona Sants.
En esta ocasión variedad de determinaciones harán que Jose Antonio y yo enviemos las bicicletas por Nacex, Roman llevará la suya con bolsa especial en el tren, así que al llegar a Pamplona tocará acercarse a la agencia de Nacex para la recogida de la bicicleta.
Otro tema es el transporte de equipajes, para esta ocasión Roman y yo contrataremos el servicio y dejaremos que Jose Antonio vaya lastrado que bien lo necesitamos para poder acercarnos a su ritmo.
El hecho de juntar etapas tan largas con la decisión de contratar el camino con correos hace que la etapa entre Burgos y León, no pueda ser cubierta por Correos por tanto hay que inventar la manera de trasladar los equipajes.
Por lo demás el resto ya queda especificado en la web, las etapas están marcadas, las condiciones climáticas esperemos que siendo un mes después de lo habitual, nos acompañen y el resto esperamos ir contándolo en el blog como siempre.

Palas de Rei – Santiago (Fin de la aventura)

Última etapa del viaje con la ansiada llegada a la Plaza del Obradoiro.

Los recuerdos que tenía del otro viaje,  era que los últimos 50 km antes de llegar a Santiago eran algo pesados con los contínuos sube baja que unidos al cansancio y las ganas de llegar me provocaban una sensación extraña.

Nada más lejos de la realidad, hoy los km han ido cayendo por pistas frondosas entre arboles con olores del pastoreo mezclados con los eucaliptos que abundan por toda la ruta.

Salimos de Palas de Rei como los señores cuando el reloj marca casi las 10 de la mañana, los tres con los mismos colores y empezamos nuestra última etapa.

Sin darnos cuenta llegamos a Melide, Roman sigue en su tónica de apretar en cada repecho pero hoy ya procuramos no separarnos mucho pues la idea es entrar juntos a la Plaza del Obradoiro.

Pasado Melide, llegamos a Arzua. Varios tamos de riachuelo atravesamos y en uno de ellos aprovechamos para fotografiar el escenario.

Lo cierto es que hoy no es día de muchas fotos, queremos guardar en la memoria tantos buenos recuerdos que no dedico mucho a la cámara.

Llegando a la parte final, Jose Antonio me remarca que donde está la zona fea pues quedan 15 km y sigue siendo bello el paisaje, le corroboro que algo ha cambiado, que ciertamente se me está haciendo mucho más ameno que la otra vez y sin darnos cuenta enlazamos una bajada a 10 km que nos lleva directamente al Monte de Gozo donde ya se pueden ver los picos de la Catedral de Santiago.

Iniciamos el descenso vertiginoso por pista de asfalto y entramos en la ciudad por la zona industrial. En menos de 5 minutos ya pasamos a pisar el casco antíguo y las famosas escaleras que dan entrada a la Plaza del Obradoiro, final de nuestro viaje.

Fotos de rigor como no podría ser de otra forma y a buscar a Marc que está deleitandose comiendo con sus padres que han venido a pasar el día y acompañarlo en en viaje de vuelta.

Recolocación de las bicicletas en la furgoneta y a comer por la zona.

Roman se queda esta noche a darse un homenaje en Santiago y parte mañana con lo que aprovechamos para dejar nuestro equipaje de mano en su hotel así no hacemos esperar a Marc que ha de marchar por trabajo a Madrid.

Paseo por la zona vieja de Santiago pero ya la sensación es que nuestro siguiente objetivo ya es llegar a casa. Sensaciones extrañas pero es así. Incluso el calor que hace en Santiago me obliga a meter la cabeza en el pilón o me caigo de sueño.

Finalmente a las 19h cojemos un taxi que nos lleva al aeropuerto a Jose y a mí desde donde cerramos hoy la crónica del día.

Gracias Roman, Jose Antonio y Marc por haberme hecho pasar estos días así, por compartir esta aventura conmigo y por los buenos ratos que hemos vivido. Jamás olvidaré este viaje.

No cerraré ésta crónica sin felicitar a mi madre en el día de la madre y agradeciendo enormemente  a la persona que desde hace años me acompaña siempre, me anima y me permite disfrutar de estos momentos. Sin tí nada de ésto pasaría.

Te quiero Irene.

Remonta el rio más rápido… si puedes

Hoy 2 de marzo, teníamos un encargo. El entreno debía ser rodador y superior a los 100 km, así que días atrás nos pusimos manos a la obra y gracias a la inestimable ayuda del amigo Xavi Salmerón confeccionamos una ruta que, partiendo de la estación de Badalona nos debía llevar remontando el Río Besos hasta Llinars.
Ramón, Paco, Luis, Gerard, Jose Antonio y nosotros tres arrancábamos a la hora prevista desde la tienda de Pedal Sports Ayala en busca de la orilla del Besós, ni el frio ni el viento podía con esta gente… hemos volado literalmente a velocidades superiores a 35 km/h hasta que hemos llegado a la Roca donde parece que nos hemos dado un pequeño respiro.
Sin pausa alguna, hemos seguido hasta buscar el ascenso al Parque del Corredor donde a la altura de Can Ferrerons iniciábamos los bucles que Xavi nos tenía preparados con el fin de alargar la ruta.
Unos metros atrás, Ramón y Luis han decidido volver a casa por el Dragon Khan de Dosrius con el fin de llegar antes a casa, es de agradecer su compañía en entrenos rodadores que no son de lo más divertidos pero con su presencia, nos ayudan a no aflojar en el empeño.
Menuda sorpresa el sube y baja que nos ha hecho hacer Xavi. Con algún que otro fallo de interpretación del track hemos llegado por fin a la altura de Can Miloca para ascender directos al Santuari del Corredor y hacer una pausa-café bien merecida.
Una vez allí, algún contratiempo, ha hecho que decidiéramos acortar 10 km la ruta y bajar directos en busca de Can Bruguera en Mataró.
Lamentablemente pasado la Creu de Rupit, Paco ha partido las bielas con lo que hemos tenido que modificar el plan de ruta, como hemos podido he nos ido hasta la pista de Santa Mónica para bajar dirección la estación de tren de Sant Andreu de Llavaneres.
Menudo descenso hemos hecho, divertido era ver de lado a lado a Gerard Arenón intentando adelantar en cada curva a Iván. Mientras el Jefe y yo lo veíamos a 4 metros detrás por si había que recoger a alguno. Paco y Jose António venían al ritmo que la avería les permitía.
Por fin hemos podido acompañarlo hasta el tren donde Iván y yo hemos vuelto a casa por la nacional y Manuel, Gerard y Jose António se han ido en dirección contraria cada uno a su lugar de origen.
Jornada muy buena a pesar de haber tenido que cambiar algo los planes iniciales.

Info de la ruta

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.