Salida de hoy domingo, 8 de diciembre de 2013, donde se ha echado de menos al Jefe, que no sabía como hacer para no invitar por su onomástica y se ha inventado unas fiebres como el que no quiere la cosa.

Fuera bromas, deseamos que se recupere, aunque vaya por delante que los galones los ha delegado en un grande: Gerard Arenós a quien le había encargado la táctica de entreno de hoy.

Se trataba ir hasta Tossa y volver, con dos series fuertes y largas de 15 minutos con una exigencia cardíaca del 95% cada una.

Iván y yo, hemos salido desde Arenys dirección Mataró en busca de los compañeros, en este caso Gerard, Jose Antonio Campillo y un amigo Oriol Bruguera. Nos hemos cruzado a la altura de Mataró donde hemos dado media vuelta y tras los saludos oportunos, el Teniente Arenós, ha indicado el libro de ruta:

EN 4 MINUTOS INICIAMOS LA SERIE !!!!!

Nos ha pillado a la altura de St Andreu de Llavaneres, donde las pulsaciones han empezado a subir y subir hasta ese 95% de cada uno, a ese ritmo hemos ido los cinco hasta llegar a los 15 minutos que correspondían con la subida de Sant Pol de Mar. Menos mal que no nos ha tocado seguir en serie durante la subida.

Bajada de pulsaciones, recuperación y preparados para la segunda, que por cuestiones de tráfico y semáforos la hemos dejado hasta Pineda de Mar.

De nuevo fuera bromas y a tope, en este caso, el grupo se ha fraccionado de principio. Una vez rota la grupeta, es difícil contactar cuando todos van al 95% pero el trabajo es igual o más efectivo. Llegamos a ese ritmo justo a Blanes donde acabamos los deberes marcados por Ayala.

Seguimos para delante dirección Tossa de Mar, subimos al mirador sin pausa pero sin prisa, bajada vertiginosa hasta la población costera. Café y unas risas.

De nuevo a las monturas e iniciamos el ascenso de Cala Llevado, bajada a Lloret de Mar y a ritmo bueno vuelta a casa. A la altura de Canet, nos cruzamos con Ivana, novia de Oriol que viene entrenando en sentido contrario y se incorpora con nosotros.

Al llegar a Arenys, tras despedirnos del grupo, el Teniente Arenós nos amenaza con contar al Jefe si desistimos de seguir rodando con ellos unos km más, por lo que agachamos las orejas y los acompañamos hasta la rotonda previa a Mataró, acabando la jornada con 110 km más, suerte del Whey Protein Plus Chocolate de Isostar, que no solo nos lo hemos merecido sino que lo necesitamos.

Por cierto, el sabor de chocolate está buenísimo.