Grandas de Salime, si no me quieres Dime…

Asi rezaba un cartel de la entrada al pueblo y así quiero recordarlo en este blog.

Pueblo perdido entre el embalse y la frontera que separa Asturias de Galicia.

Suerte de la eleccion de acabar ayer en el pueblo en vez de abajo en el embalse, pues a los 6 km de subida de ayer se le hubieran sumado los 14 de ascensión al Acebo.

Es decir pasar de 300 m del embalse a los 1100 que tiene el Acebo hubiera sido un desayuno fino fino.

Asi las cosas, ayer sin más pena que gloria tardeamos y cenamos en Grandas de Salime, pintoresco pueblo que si no fuera por el paso del peregrino… lastimica de gente.

Curioso que siendo el alojamiento más pobre con diferencia de los elegidos, la peor cama en 7 días se nos han pegado las sabanas, hemos dormido chanely del tiron y a las 8 nos ha dado por abrir los ojos y por poco no nos pone un compromiso con Correos.

A las 9 en punto arrancamos dirección Lugo con 84 km que reza el track. La sensación es de que la rutina de etapas hace que las piernas aguanten pero el acúmulo de Km se va notando.

No hemos salido de Grandas que un cartel indica, Inicio Puerto del Acebo.

Un par de toques en la pantalla del Garmin y rápido ves que poca broma. El sol está potente pero la temperatura o sensación de frío hace que si bien hemos decidido salir de corto, los pantalones y el chubasquero Si o Si son necesarios de momento para salir, subir y descender el Acebo.

Menos mal del chubasquero que ha hecho de paravientos, el problema estaba en que las rampas tendidas del 10% exigían lo suyo y sudamos como locos para congelarnos a la bajada.

Menuda forma de recibirnos Galicia al llegar al alto que coincide con la frontera Galaico/Asturiana. Con la precaución de ventilar un poco el último km hemos bajado el puerto.

Como viene siendo habitual en el Primitivo, ha cambiado la sinfonía por completo, estamos en Galicia, adiós a los bosques cerrados y bienvenidos al paisaje de alta montaña de cimas peladas del macizo galaico, seguramente por los devastadores incendios. Al fondo dejamos los nevados montes asturianos.

El perfil indica que poco podemos despistarnos pues tras el descenso hemos de subir a Fonsagrada, todo jugando en altimetrías por encima de los 900 m, tras descender Fonsagrada de nuevo otro puerto, el  Cerredo de nuevo tal como indica el cartel a 960.

Vuelta al mambo, bajar a 600 para subir la Fontaneira a 936. Bienvenidos a Galicia, ahora vamos a saber lo que es un rompeoiernas.

Tras la Fontaneira, bajamos 100 m y paramos pausa café para aprovechar y quitarnos paravientos, a simple vista ya solo queda subir La Baqueriza que vuelve a rozar los 900m pero el viento ya parece que amaina y el resto de la etapa es descenso hasta Lugo.

Que disfrute de ruta desde el momento de descender la Baqueriza hasta la muralla de Lugo. Espectaculares caminos.

Estamos en territorio Roman, aquí nació y por aquí se mueve como pez en el agua. De momento nos ha paseado por el centro y hemos degustado las típicas tapas que nada tienen que envidiar a las de León. Sinceramente la variedad hace que les supere.

Esto va llegando a su fin, mañana 100 km hasta Santiago.

Veremos que tal se nos da, de momento el tema agua parece que est arreglado.

Mañana os cuento.