Segundo día, poca broma lo que programamos para hoy.


Perfil de etapa de hoy

125 km separan las dos capitales de provincia por las que transcurre el camino.

Dejamos Logroño y su fiesta de Sant Bernabé que hizo que ayer la calle típica de Laurel estuviera abarrotada.

A pesar de ello nos deleitamos por los diferentes garitos de la zona.

Pues bien una vez descrito lo que aconteció en la noche de ayer, pasamos a la crónica de hoy.

Hoy 9 de Junio es un día especial pues es el cumple de mi madre a la que ya he felicitado por teléfono y a quien le dedico esta crónica.

Felicidades Mami.

Para arrancar la etapa hemos tenido algún que otro imprevisto con el acceso a la bicicleta y los tiempos de desayuno, imagino que al ser fiesta, han descansado un cuarto de hora más el personal y nos ha retrasado el proceso.

Una vez arrancamos dirección Burgos dejamos las calles de Logroño para comenzar por un paseo asfaltado cortado al tráfico que va a parar al Embalse de la Grajera.

Embalse de la Grajera

Dejando a la izquierda el embalse, antes de salir del parque nos hemos encontrado que el paraje está lleno de Ardillas que acostumbradas a que les den alimentos, se acercan al peregrino como si estuvieran domesticadas.


Van cayendo los km pero como delata el perfil no dan mucha tregua y son en constante ascenso.

Hemos llegado a nuestra primera pausa en el Km 50 en Santo Domingo de la Calzada donde hemos llegado lanzados por pistas rapidísimas que algún peregrino ha peligrado ante el Bull.

Una de las anécdotas del día ha venido al salir de Santo Domingo. En una recta he aprovechado para sacar el móvil para felicitar a mi madre y he notado algo extraño.

En el bolsillo del centro llevaba el DNI desde Logroño y no estaba. No se porque me ha dado la impresión que se había caído en ese momento por lo que he gritado a los compis y dado media vuelta 200m por si estuviera en lo cierto.

Nada el DNI no estaba en la Calzada ni en el maillot. Resignado he reemprendido la marcha Leto en esta ocasión en ve de mirar a la Calzada mirando a los arbustos y … eureka

DNI en la cuneta

No sé si habrá sido el Santo, que es Domingo y que no tenia que mirar en La Calzada pero he tenido la fortuna de encontrarlo.

Así hemos seguido contentos hasta llegar a Belorado, el terreno y paisaje empieza a ser más monótono y hemos alternado el asfalto para acelerar un poco y no molestar tanto a los Peregrinos. Es Domingo y hay muchos.

Hemos llegado a las faldas del mayor inconveniente de la jornada. La Pedraja y como ya viene siendo típico en los caminos hemos parado a hacer Segunda pausa en el bar del parking de camiones.

El Alto de la Pedraja nos separa menos de 40 km de la meta, una vez ascendidos sus 3 km, descenso hasta Burgos con el escollo de las piedras de Atapuerca que ya conocemos de otras veces.

Rápido descenso hasta que hemos llegado a un cartel que indicaba ruta alternativa por Atapuerca o dirección a buscar la N120 a 12 km de Burgos. Las ruinas de Atapuerca hay que verlas y pasar una vez, sufrir el pedragal de 500 m de subida andando y hemos decidido que eso ya lo teníamos hecho del 2017 por tanto hemos tomado variante izquierda.

Suerte del Bull que como quiere entrenar nos ha deleitado de locomotora hasta el Hotel.

Acabo la crónica felicitando también a Carla que ha sido engañada por Joan y vienen haciendo el camino por detrás, salieron de Roncesvalles y hoy han hecho la etapa que hicimos ayer nosotros entre Pamplona y Logroño. Mañana tienen previsto hacer lo mismo que nosotros así que Ole !!!!!

Y a mis amigos de la EGB, gracias por los comentarios que recibo, seguiré informando.

Juanki