Lugo – Melide: Diversión al sol

Amanecía algo nublado Lugo esta mañana pero confiábamos en los pronósticos y esperábamos una etapa de 60 km con buen tiempo.

Gestiones de mantenimiento de las bicicletas nos obligaban a salir a partir de las 10h al recoger la bici de Miguel Ángel. Ha sido todo un acierto pues el día se ha abierto nada más callejear por la muralla de Lugo.

Roman no podía faltar a la cita, lamentablemente ayer se excusó de hacer de anfitrión como solo él sabe pero hoy cuando llevábamos recorridos 5 km nos ha sorprendido con el coche y ha venido a saludar. Todo un detalle. Seguro que coincidiremos en otra ocasión.

El perfil de la etapa marcaba varios repechos, concretamente 7 calculaba el Garmin y sus correspondientes bajadas.

El inicio transcurre por pista asfaltada que nos sorprende al Bull y a mí pues no recordábamos un asfalto tan bueno pero realmente han asfaltado el Camino a la salida de Lugo.

Sin darnos cuenta nos vamos adentrando en frondosos bosques con rápidos sube y baja y alguna trampa de barro / mierda de vaca. Quizás algún tramo se podía haber evitado por camino pero hemos decidido ser fieles al track sobretodo tras la jornada de ayer de transición con la lluvia.

Llegados al Km 35 nos enfrentamos a 5 km de subida a sabiendas que una vez coronado nos dejaremos caer directos a Melide. Un desvío a la izquierda mezclado con los airpods de José hacen que no se percate del desvío y continúa recto. En un principio me paro a pensar donde le llevaría esa pista en caso de seguir pues soy consciente que no lleva el track al dejarme su Garmin tras avería del mío que ha salido delicado el aparato y no le sentó bien el agua de ayer. Lo tengo al sol. 

Tras comprobar que la pista le llevaría a conectar con nosotros seguimos ruta con MA y Adri. Posiblemente ha sido el tramo más espectacular que acababa en el punto más alto de la etapa. Después nos reagrupamos y acabamos el descenso juntos los cuatro hasta la Saleta, a pie de camino Francés y a orillas del río y el puente Romano. Nos hospedamos en una casa antigua toda para nosotros.

Fantas de rigor que se han puesto de moda este año, ducha y a preparar la tarde en Melide donde compiten en tradición de pulpo con Carballino.

Total una etapa sencilla, bonita, rápida y divertida igual que tú Abril, recuerda que tenemos pendiente hacer la etapa de Santander pero esta la haremos algún día juntos.

Tú lo que has de hacer es prepararte, seguir así como eres y sobre todo buscar alicientes y compañías pues seguro que tendrás la suerte que he tenido yo al cruzarme con estos tres personajes. 

A Miguel Angel lo incitamos el año pasado a esta locura y hoy 25 años después está reviviendo aquel camino que hizo cuando yo ni siquiera andaba en bici. 

Adri, allá por el 2013 apareció en un tren vestido de Ayala cuando entrenábamos para la Titan Desert y desde entonces, Yukis, Menorca y Jamón en Cal Varelita, faltaba compartir pedales y lo estamos haciendo. 

El Bull es cubo del parchís, sin cubo se puede jugar pero siempre es mejor con él, no cambia y sus locuras están presentes en cada momento.

Por cierto Abril, las compañías que busques… que no ronquen tanto.

Mañana día especial, se acaba la aventura tras 60 km hasta Santiago y regreso a casa.