Melide – Santiago: Final Stage

Pon una charca de más de 20 cm de agua y ya la tienes liada. Además si le añades un malentendido te puedes liar la tarde y en un abrir y cerrar de ojos te ves a las diez de la noche bañándote en el río con el Bull.

Hacer el camino es pasar por Melide, ir a Melide tiene asegurado el baño y tanto que hablan del Pulpo, ayer lo probamos y los cuatro afirmamos que está mejor que en Ponferrada.

Centrándonos en la etapa de hoy, es la primera vez que acabamos el camino con una etapa de 57 km escasos pero llega bien. 

La ventaja es la tranquilidad que te da el saber que no has de sufrir por llegar e ir al aeropuerto y la posibilidad de salir con la calma. En nuestro caso hoy salíamos a las 10.45 h con sol y de corto.

A los 5 km hemos llegado al sitio de peregrinación de Melide conde a falta de japonesa este año, Jose se ha dado su primer baño

Los km han ido cayendo rápido hasta llegar a Ribadiso donde hace 3 años hizo lo mismo, esta vez con limpieza de la Scott incluida.

Hemos reemprendido la marcha con pausa de refrigerio a 25 km.

Ya sin descanso hasta el Monte de Gozo donde este año hemos apreciado que la escultura ha desaparecido dejando una loma más digna como su nombre indica y que permite ver las torres de la catedral al fondo. 

Charla con bicigrinos en el sitio y para abajo donde inmortalizamos el momento.

A partir de ahí nos hemos apresurado a ir a la consigna de ls maletas, ducha y a empaquetar bicicleta en Correos. 

Con todos los deberes hechos a las 16:30 increíblemente hemos encontrado en una ciudad vacía de gente un restaurante donde nos hemos puesto como merecíamos para rematar la estancia.

Para hacer tiempo mientras nos trasladamos al aeropuerto, hemos aprovechado para descansar y visitar la Catedral entrando por la Puerta Santa.

Ya en el aeropuerto no puedo cerrar estos capítulos de las crónicas agradeciéndote Irene como siempre que todo esto pueda ser posible. 

Ya sabes que el próximo té toca a ti. Charly’s Charter a tu disposición

Te quiero