Ayer en Oviedo hubo visita seria gracias a Pilar y su amiga Natalia. Nos dieron consejos para las etapas del Primitivo que hoy hemos comenzado y nos llevaron a la Catedral, nos presentaron a la Sra Regenta a quien alguno le comió la oreja. Ya tocaba algo de cultura.

Esto de ir con un camionero es lo que tiene conoce gente en todos los lados.

Lo mejor es ver que tras conversar 20 minutos te das cuenta de que hay gente que vale mucho la pena y no dejaba de pensar que ojalá se cruce en la vida Marco con mucha gente como Pilar.

Una vez explicado algo que no quería dejar en el olvido, vamos a por lo de hoy.

Oviedo – Tineo, 72 km a priori pero lo más importante… el inicio del PRIMITIVO, como diría mi amigo Rainer: Este es Más Mejhor !!! Is Prima !!!

El cambio ha sido abismal, bye bye la Costa, las playas y los acantilados pero bienvenidos los senderos “enxebres”.

No hemos hecho 4 km separándonos de la capital del principado que ya vemos que la cosa va en serio, colores verdes oscuros, caminos empedrados, frondosos árboles no nos abandonan. Lastima alguna trialera jabonosa por el musgo aderezado con el agua de los días anteriores, la hacían complicada pero divertida.

No había 100 m que no tentaran a pararte a fotografiarlos, el chirimiri ya es como de la familia pero sin necesidad de chubasquero, apenas se nota pero si da un ambiente que hay que vivirlo.

Esta variante del camino si que es digna de caminantes. Ahora si que los ves disfrutar de lo mismo que nosotros pero a velocidades más lentas. No quita que paremos a chapotear algo de inglés con unos New Zelandeses octogenarios que han hecho y repetido todas las variantes y lo mejor es que van en chanclas. Las chanclas no pero el sombrero ha quedado inmortalizado.

Seguimos por senderos con continuos sube/baja y rampas incluso alguna superior a la de ayer en la Campa, menos mal que eran mas cortas pero hasta llegar a al Alto de Fornos algún repecho ha precisado el 50 y más para quien lo tenga.

Una vez coronado Fornos, el perfil de ruta dice que hay un descenso rápido de 8 km con lo que aprovechamos para poner ya chubasquero más que nada como corta vientos, llegamos a Sobrerriba y decidimos hacer una pausa / café / bocata.

Tras media hora parados, cambia la cosa, con el buche lleno salimos de la cafetería y el panorama no es el mismo, el chirimiri/Orbayo ha pasado a calabobo, estamos a 10 km de Salas donde empieza el alto de la Espina, Seguimos el track pero al llegar a Salas y ver que nos quedan 25 km a Tineo decidimos activar  modo supervivencia e intentar llegar rápido para no mojarnos más de la cuenta. La etapa ha sido espectacular y no queremos estropear con recuerdos de empapada.

El sálvese quien pueda ha provocado que en una rotonda he tomado la Carretera nueva al ver el cartel de La Espina, Roman me ha seguido y el camionero se ha empezado a reír de nuestra decisión optando por seguir la carretera antigua que era por donde marcaba el track.

Un acierto por su parte pues Roman y yo hemos circulado por los Viaductos típicos de las autovías a 700 m de altura con vientos en contra y trailers que nos dejaban tirados como colillas. Por suerte han sido 12 km hasta coronar la Espina y volver al track para acabar en Tineo donde como viene siendo habitual, tenemos nuestro equipaje, ducha y alguno se va a picar algo para no perder el tiempo.

Mañana Grandas de Salime…última etapa de Asturias. Galiza ojo que vamos !!!