Nuestra aventura anual ha comenzado. Esta mañana nos levantábamos en Pamplona recordando lo bien que lo pasamos por el centro de la capital Navarra.

A las 9:00 hemos arrancado pero antes ya habíamos bajado las maletas Roman y yo para el servicio que tenemos contratado.

Subiendo dirección al Perdón

Sabíamos lo que teníamos previsto sobre el perfil, 96 km con el escollo más importante del día Justo saliendo de Pamplona. El Perdón. Una subida tendida pero que esta vez, al hacer el camino en Junio ya nos hemos dado cuenta de que las cosas han cambiado.

La climatología es lo más importante pero a su vez, no somos los únicos que hemos decidido hacer el camino estos días. Impresionante la cantidad de Peregrinos que hemos adelantado. Así las cosas la subida al Perdón ha sido algo más dificultosa por pasos estrechos donde los Peregrinos tienen preferencia. Recordaba la subida sin tantas piedras sueltas en 2 o 3 puntos, desde Pamplona la pendiente no cesa hasta la cumbre pero bueno al final no dejan de ser 3 km complejos que en menos de 20 minutos los tienes en la saca.

Alto del Perdón

Una vez coronado, poniendo cabeza pues se trata de descender hasta Puente la Reina con todo en su sitio, hemos bajado y reagrupado en el mismo puente.

Puente la Reina

Hemos llegado a Zirauki donde hemos hecho parada refrigerio.

Zirauki

Reemprendemos la marcha y Jose Antonio ya no puede más. En su cabeza no entra que hemos pasado varios ríos y … hasta que se refresca en el siguiente.

Frejquita

Sin darnos cuenta y gracias al viento que llevamos soplando por detrás llegamos a Estrella. Aproximadamente es mitad de etapa por lo que aprovechamos a la salida del municipio para hacer un pincho de tórtola que nos ayude al sube baja que nos queda hasta Logroño.

El resto de la etapa una vez coronas los altos de las bodegas Irache es muy agradecida por pistas rodadoras amenas y rápidas. Hay que ir con ojo con los Peregrinos pero el KM del Garmin va que se las pela.

No obstante llegando al km 80 y a falta de 20 en una de los continuos cruces de carretera he visto la posibilidad de hacer un tramo de carretera y mis compis no se han percatado con lo que pensaban que estaba detrás y unos por otros hemos provocado reagruparnos ya a la entrada de Logroño.

Al final llegada a destino, son fiestas en Logroño así que aburrirnos no creo que sea nuestro destino para esta noche.

Mañana descansaremos en Burgos si todo cuadra.