ETAPA 3: Gourrama – Boudnib (146,170 km)

Martes 29 abril 2014

La noche ha ido mejor de lo esperado, el saco de Haglöfs se ha portado a la perfección, la colchoneta perfecta, todo ello ha hecho que hayamos pasado mejor noche que la anterior en el campamento de Midelt, dudamos si saldremos a primera hora más abrigados.

Suena la música como siempre, nos dirigimos al comedor a desayuar, embadurnarnos de cremas, vestirnos con nuestra equipación y en ese momento, dirección de carrera anuncia que la salida se atrasa 30 minutos, ufffff que bajón. Podían habernos dejado dormir esa media hora más. El son empieza a hacer acto de presencia y las dudas de si abrigarse o no desaparecen.

Por suerte una bolsa de la organización nos permite meter el saco y algo de ropa de abrigo para no tener que trasportarla en la que va a ser la etapa más larga de la historia de la Titan con 145 km, sin haber tenido servicio de masaje ni mecánico.

_Y4H1195El no tener que meter nada en las maletas es algo positivo pero poco más.

Nos dirigimos al arco de salida y minutos antes de ella, el GPS no me enciende, se da la salida, Manuel me comenta que me aparte a la derecha, empiezan a pasar los Titanes por un lado y otro, quito la tapa del Gps, compruebo que todo esté bien pero nada, hoy no quiere arrancar el Garmin, Iván y Manuel han tirado para delante, los veo a 5, 10, 20 m.

Me empiezo a rallar con la falta de información que voy a llevar, ya no recuerdo ni el perfil y lo único que veo es que no paramos de subir. Subida dura que acumula cansancio rápidamente. La presencia visual de mis compañeros es ya imposible, decido olvidarme del Garmin y empiezo a remontar posiciones. Recordaba el perfil en mi memoria y creía que la etapa era prácticamente de bajada, pero nada más lejos llevábamos 15 km de subida contínua y mis compañeros no los veía.

Llegado el Km 20 iniciamos el un descenso por pista ancha y rapidísima, dejando un barranco al margen izquierdo que no permite ningún descuido. En el Km 30 llego al primer CP y 10 metros después veo a Manuel e Iván, han debido pasar hace ya un tiempo lo cual me hace venir a la cabeza la familia pues al no haber contacto con ellos más que el paso por esos controles, pienso que han debido ser unos minutos en los que han podido pensar que algo pasaba que no íbamos juntos tal y como habíamos dicho siempre. Les comento que para esperar 10 m post CP podían haberlo hecho 10 m antes.

En fín, la falta de referencias del GPS, el cansancio, el calor y el dolor de la rodilla, empezaba a perjudicar mi estado físico. El terreno empieza a cambiar, dejamos atrás el descenso rápido para pasar a pistas llanas. Había tomado el ibuprofeno a primera hora de la mañana y la rodilla empezaba a pedir la segunda dosis.

El hecho que vayamos en dirección Sur hacia el desierto hace que de vez en cuando nos llevemos algún que otro susto con el Fes-Fes que empieza a hacer acto de presencia, se trata de bancales de arena que te sorprenden y que te cortan no solo el ritmo sino que la rodilla ha de hacer un extra para salir de ellos. Con suerte no probamos el suelo en ningún momento.

La etapa se está haciendo durísima, vamos por el km 75 y nos queda el doble de un falso llano con temperaturas superiors a 45 grados. En el km 90 Manuel no puede más, ha de parar por problemas de pies. Es ahí donde aprovecho para volver a mirar el Garmin y me doy cuenta que una de las pilas está colocada al revés. Vaya tela.

Seguimos ya con referencias, parece que los 60 km que quedan van a ser muy duros, el único consuelo es que según el perfil, los últimos 15 parece que son realmente de bajada.

Empezamos a rodar por pistas rectas infinitas donde en una de ellas al km 110 adelantamos a Termens, el Sub-23 que a la postre será el ganador de la categoría. Estaba pasando por un mal trago, acabábamos de pasar por el tercer AV y había perdido los 2 bidones, estaba deshidratado, le echamos una mano dándole rueda y bidones de agua con lo que se recupera y se viene con nosotros. Seguimos acumulando km pero se va haciendo duro y más duro, al final 2 tachuelas con rampas inclinadas nos parecen los Alpes y la sorpresa nos viene cuando en teoría nos quedaba una bajada hasta meta, la realidad es una pared de piedra que baja, peligrosamente y perdemos altura en poco tiempo a través de unas tremendas piedras. Por tanto nos quedan 12 km interminables que hacen que vuelvan los fantasmas de: QUÉ NARICES HACEMOS AQUÍ???

Por fín vemos el ansiado campamento a lo lejos pero nada más lejos de la realidad, la oreografía del terreno a parte de bancales de arena hacen que tengamos que rodear por más de un km en vez de ir en línea recta hacia la línea de meta.

Al final posiciones de etapa 155,156 y 157 con un tiempo de 8.28 minutos que nos dejan en la general 141,142 y 143

Con los brazos abiertos, a la rutina de dejar bicicletas a Jordi, pedir hora a Manu, comer algo y a descansar.

Una tormenta de arena nos sorprende a media noche, pero nada de frío, se nota que hemos bajado de altitud y nos acercamos al desierto. Mañana a Erg Cheebi

Punto de salida: Gourrama
Punto de llegada: Boudnib
Km Crono: 146,170 km
Km Enlace: 0,00km
Desnivel: 1.134m
Terreno:
Pistas variadas, con una parte de montaña y después grandes llanuras.
Descripción del recorrido:
Cambiamos el desnivel por la distancia ya que esta tercera etapa se podría catalogar como la más larga de esta edición, con casi 150 kilómetros e incluso de la historia de la Titan Desert by Garmin. Empezaremos con una parte montañosa al principio que irá derivando a una de intensidad intermedia. Dejaremos el norte atrás para dirigirnos al Sur, más concretamente, a las cercanías del desierto.
La clave:
La etapa más larga, sin dificultades técnicas. Pistas en buen estado y un desnivel favorable. Un día marcado por la gran cantidad de kilómetros a completar. El viento puede ser un aliado o un enemigo.
CRÓNICA DEL DÍA
Victoria de Óscar Pujol tras una escapada de más de 140 kilómetros, Zugasti mantiene el liderato
Boudnib (29-04-2014).- El corredor Óscar Pujol, del equipo Powerade ION4, ha sido el vencedor de la etapa más larga de la historia de la Titan Desert by GARMIN, de 146 kilómetros, tras una escapada desde los compases iniciales. Ibon Zugasti (Probike) se mantiene como líder de la general.
Óscar Pujol ya tiene la etapa que buscaba en su debut en la Titán, gracias a una escapada desde la salida de meta que le ha llevado al triunfo. Junto a Diego Tamayo, Pujol ha dejado a los favoritos con su ataque tempranero y su ventaja se ha consolidado con el paso de las horas. 
“Ya tengo mi ‘etapita’ y creo que hoy era mi última oportunidad porque ahora vienen las jornadas de desierto y no sé cómo voy a responder”, ha declarado en meta el vencedor, corredor profesional de carretera.
El grupo con los aspirantes a la victoria, donde estaba el líder, ha dejado margen a los escapados, y han llegado a acumular más de 15 minutos a partir del kilómetro 104, coincidiendo con el avituallamiento 3.
Tras varios ataques entre los dos corredores que se disputaban la etapa, finalmente Pujol ha demostrado su calidad en el exigente puerto de Bellkasen, y ha sentenciado su victoria de etapa. Ahora ha escalado hasta el cuarto puesto de la general tras recortar 19 minutos con los favoritos.
El corredor español ha llegado exhausto al campamento, y ha tenido que ser atendido para recuperarse del esfuerzo. Sin embargo, se ha mostrado muy feliz por cumplir el objetivo de ganar una etapa en la Titan Desert by GARMIN.
Ibon Zugasti ha podido mantener el liderato. El corredor vasco ha criticado duramente a su compañero de equipo Josep Betalú, que le ha atacado siendo líder cuando ha roto el pedal de la bici y ha perdido unos metros.
Aún así, Zugasti ha podido enlazar con el grupo principal y tan sólo ha perdido unos segundos con Milton Ramos, tercero en la general.  El segundo en la clasificación sigue siendo el checo Ondrej Fojtik y estos tres hombres parecen destinados a disputarse el triunfo final.
En féminas, Claudia Galicia ha hecho el ‘hat trick’ de victorias superando una vez más a su rival Sonya Looney. La catalana está en plena forma y ha entrado en el puesto 36 de la clasificación general total, superando a rivales de mucha entidad. 
La etapa de hoy, la más larga de la historia, ha dejado huella en los participantes, que han llegado agotados a una línea de meta situada en un campamento en los alrededores de Boudnib, en pleno desierto marroquí.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.