A pesar de las magulladuras, hoy ha habido salida también. No pintaba bien el tema, pero al ver que los augurios de climatología, no son nada buenos para los próximos días. Al final nos hemos lanzado a rodar un rato.

La sorpresa ha sido lo bien que ha respondido la rodilla, prácticamente como si no hubiera pasado nada el martes.

Hemos salido por la N II dirección a Sant Pol y típica subida hasta el  Pollastre, desde ahí bajada a Sant Andreu donde hacemos parada de rigor para tomar una barrita de Isostar con cereales y frutas que nos da la energía suficiente para volver por donde hemos bajado.

Al llegar a Arenys de Munt, a buen ritmo, decidimos bajar para casa para redondear la salida en unos 50 km que realmente parecen de regalo tal y como se había planteado el día, sobre todo con las molestias de rodilla.

En días venideros, veremos lo que nos depara el tiempo, pues todo apunta a lluvias que obligarán a cambiar la ruta por el gimnasio y el rodillo.

Enlace a los datos del connect de Garmin

Grácias por seguirnos !!!!